Nada ha terminado en Ecuador

Caído Gutiérrez y elegido Palacio, la mayoría de quiteños desconfían en los políticos, considerándoles los culpables de la mala situación que atraviesa el país, quieren ser participes activos del desarrollo de una Asamblea Constituyente.

El nuevo presidente Palacio, en diversas manifestaciones a los medios y desvinculándose de todos los partidos políticos, es partidario de dar salida a los miles de jóvenes en «la refundación de la república».

Los forajidos ~ Francesc Sánchez – ir a leerlo
OEA enviará misión de alto nivel al Ecuadorir a leerlo

Las encrucijadas de Ecuador – (en el interior)
De la rebelión de los forajidos a la política «encubierta» – (en el interior)

La transcendencia internacional de lo que está pasando en Ecuador, aunque pudiera parecer nula o floja —por el poco énfasis y preocupación de los medios internacionales—, ha empezado a tener sus primeras señales.

El Gobierno de España —país en el cual viven cerca de 400.000 ecuatorianos— se ha mostrado preocupado por la situación que está viviendo el país, mostrándose partidaria de hacer lo posible para mediar en el «éste proceso de transición». No obstante, esta buena predisposición del gobierno español podría quedar un tanto en entredicho si fuera de la mano de la mediación norteamericana. La Secretaria de Estado de los Estados Unidos, Condolezza Rice, ayer mostró su «preocupación por los acontecimientos que se están desarrollando en Ecuador».

Las encrucijadas de Ecuador

Al menos tres cuestiones de ámbito internacional hacen mella en Ecuador: la aceptación o no del Tratado de Libre Comercio (TLC) —impulsado por EEUU—, la contención de las guerrillas en la región a través de El Plan Colombia —impulsado también por EEUU—, y la explotación de los recursos petroleros, no menos importantes para desarrollar el país y abastecer —principalmente— a Estados Unidos.

La República de Ecuador es un país con una superficie de 283.560 km2 y una población de 13.212.000 habitantes. Su PIB es de 35.115 millones de euros, pero su renta per cápita es una de las más bajas del mundo, 2.538 dólares / año, con una inflación del 7,9% y una tasa de paro no inferior al 9,8%. El país arrastra una importante deuda externa.

Por sectores de producción, los Servicios representan el 61%, la Industria el 29,7% y la Agricultura el 8,7%. Sus principales exportaciones son sus importantes recursos naturales: Petróleo, bananas, café, cocoa, flores frescas y pescado.

Ecuador, pese a disponer de importantes recursos, atraviesa una difícil situación económica. La corrupción gubernamental, y la incursión de las multinacionales gracias a la privatización de importantes sectores productivos, sumen al país en la pobreza.

La pobreza, la corrupción institucionalizada, y el expolió internacional, son las cuestiones que han hecho emigrar a más de 2.100.000 personas (8,58% del total de la población). Hoy el mundo se preocupa —y con razón— por los disturbios de Quito, pero quizá omiten lo principal «que el pueblo de Ecuador ha empezado a andar».

De la rebelión de los forajidos a la política «encubierta»

El ex presidente de Ecuador, Lucio Gutiérrez, mediante un salvoconducto del nuevo gobierno, aprovechando la opacidad de la noche y disfrazado de policía, ha conseguido evadirse a Brasilia sin provocar una nueva oleada de protestas.

Gutiérrez, sobre el que pesa una orden de detención de la Fiscalía, ha obtenido el asilo en Brasil mientras la situación de Ecuador «se aclara y se regulariza», momento en el cual podría ser extraditado.

Esta decisión del nuevo gobierno de Ecuador podría ser un gesto hacia la llegada al país de una comisión de alto nivel de la Organización de los Estados Americanos, y de la inminente reunión del —por ahora— presidente Palacio con la embajadora norteamericana.

Según Gutiérrez su destitución fue «inconstitucional», señalando que «él nunca abandonó el poder», y que «todo forma parte de un complot de políticos de la oligarquía ecuatoriana que no quieren que se despoliticen los tribunales».

Gutiérrez hace referencia a su modificación de la Corte Suprema (de justicia), decisión que desató —aparentemente— el conflicto. La destitución de Gutiérrez la efectuó el Congreso a través de una moción apoyada por 60 de los 100 diputados. La necesidad de dos tercios de la cámara para ejecutar la destitución de un presidente, es el argumento que utiliza Gutiérrez para hablar de «institucionalidad».

Mientras el nuevo gobierno de Ecuador aún no ha sido reconocido por la comunidad internacional, las protestas parecen haber desaparecido completamente. Durante estos días de incertidumbre, en los que al parecer podría estarse «negociando el presente del país de forma encubierta», aún está todo por decidir. [ 25 de Abril ]

Redacción / Internacional. El Inconformista Digital.-

Incorporación. Redacción. Barcelona, 22 /25 Abril 2005.