1º de Mayo 2004, Comunicado de la CGT

Comunicado del Sindicato CGT
1º de Mayo 2004, Comunicado de la CGT

Es evidente que este engendro, que algunos llaman democracia aunque no lo sea, nos sirve cada vez menos. Los sucesivos gobiernos que hemos sufrido no sólo han confundido los intereses públicos –los de todos- con los intereses privados –los suyos y los de sus amigos-, sino que también han legislado y gobernado en beneficio de los mismos de siempre: la banca, las multinacionales, los grandes propietarios y los grandes inversores.

A la sombra del monstruo capitalista habita toda una fauna que en perfecta simbiosis se beneficia del sistema a cambio de manipular, controlar, dividir y reprimir la protesta social: altos cargos del funcionariado más viles cuanto más serviles, desde los delegados del gobierno o el fiscal general del estado hasta algunos jefecillos de medio pelo; cuerpos represivos, policiales y penitenciarios, cada vez más numerosos y con menor capacidad de raciocinio; terroristas que no piensan y sirven para justificar la represión; “creadores” de opinión en nómina del poder; sindicalistas al servicio del capital que viven de usurpar la voluntad de los trabajadores; vividores de la superstición religiosa y de otras supercherías; “glamourosos” con o sin pedigrí y otros títeres y peleles que nos distraen desde la caja tonta o desde los estadios deportivos.

Entre todos buscan una sociedad anestesiada. La represión generalizada de la disensión, la descarada manipulación de la información y la progresiva apelación a la conciencia de tribu consiguen dividirnos y distraernos de las verdaderas razones de la injusticia y, además, crear la suficiente desconfianza social hacia la rebelión. El avance de las políticas vigentes ha convertido las libertades y derechos fundamentales en meras caricaturas: la libertad de expresión es nula, sólo los poseedores de los medios tienen garantía de ser escuchados; el derecho de manifestación se tiende a minimizar hasta el punto de querer hacer “manifestódromos” donde no te vea nadie; la libertad de circulación se cercena cerrando las fronteras para poder así abrir el paso al mercado ilegal que tanto les beneficia, la presunción de inocencia no existe cuando te enfrentas a una acusación policial y, si hace falta, incluso se legisla para negar el derecho al voto a amplios sectores de la sociedad. No podemos olvidar tampoco que nunca han existido para todos ni el derecho a un trabajo digno (la precariedad ya alcanza al 40% de la población), ni el derecho a la salud en el trabajo (siete muertos por cada jornada laboral), ni el derecho a la vivienda, ni…

Sin embargo, en los últimos tiempos la sociedad está mostrando síntomas de que despierta. La solidaridad popular frente a la incompetencia gubernamental a la hora de rescatar la vida de un mar ennegrecido por el hundimiento del Prestige, el grito unánime del “no a la guerra”, la lucha por la paz, con claro protagonismo de la juventud y de un sector de artistas injustamente vilipendiado por ser una más de las voces de un pueblo que no había sido escuchado, la rebelión de algunos periodistas en contra de la manipulación de la opinión, la clarividencia de un pueblo capaz de revolverse en medio del dolor y la rabia contra la manipulación y contra los manipuladores verdaderos responsables de la barbarie, son solo jalones que evidencian que hay sitio para la esperanza.

En CGT también percibimos este cambio y vemos como cada vez somos más las personas deseosas de luchar y oponerse a la creciente precariedad de la situación laboral y a unas leyes injustas, al chalaneo de la patronal con los sindicatos del régimen, contra el ninguneo de los medios de comunicación o contra la represión de la lucha social. CGT es un sindicato que no sólo crece en número, sino también en ideas; es también una organización orgullosa de ser partícipe e impulsora de esta nueva realidad social que habrá que seguir empujando. En este Primero de Mayo no reivindicamos reformas más o menos plausibles, sino que reivindicamos una revolución, la que supone desenmascarar la gran patraña de un sistema cimentado en la injusticia y en la exclusión social, donde los ricos son cada vez más ricos a costa de ocultar la realidad y de seguir explotando a las clases oprimidas.

¡Es la hora de encender la llama de la rebeldía!
¡Lucha contra la precariedad!

Secretaría de Comunicación. Madrid, España.
Comité Confederal de la CGT – http://www.cgt.es y – http://www.cgt.info

Comunicado del Sindicato CGT. El Inconformista Digital.-
Incorporación – Redacción. Barcelona, 27 Abril 2004.