¿El cuarto poder? Nosotros somos el Nuevo Periodismo.

Siempre se ha dicho que la prensa representa el cuarto poder de las sociedades, un poder que se mira por un igual al legislativo, ejecutivo y judicial, la desdicha de este cuarto poder representado por la prensa es dejar de ser una alternativa a los otros tres poderes para pasar a formar parte del cuarto del poder integrado por los tres anteriores. Nosotros, lejos de saber si tenemos algún poder, sencillamente hacemos lo que consideramos que es periodismo.

Humildemente desde la nada y desde el subsuelo, con nuestras cabezas como único armamento, hemos comunicado aquello que hemos considerado de importancia bajo nuestro criterio, por muy alejado que estuviese ello de lo políticamente correcto o usual en el panorama de la prensa convencional. Hoy seguimos igual que ayer con un poco mas de sabido, y yo me veo obligado a exponer ciertas cosas que nos pueden afectar en un futuro incierto.

Se ha lanzado a la palestra de Internet, nuestro canal de comunicación hoy por hoy, una ley llamada LSSICE (Ley de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico) que nos afecta a todos. Nos afecta a nosotros en tanto que somos un medio de comunicación que existe en Internet (nuestra y vuestra Red no lo olvidéis nunca). Nosotros siempre hemos tenido responsabilidad con todo aquello que hemos publicado, jamas hemos hecho negocio alguno, si tuviéramos intención de ello seria ajustándonos a las leyes, hoy por hoy no tenemos planteamientos. La nueva ley, tras consultar a diversos abogados en un principio no nos afecta, pero sé y sabemos que es muy abstracta y difusa, deja entre tinieblas lo que entendemos como libertad de expresión y de prensa, naturalmente.

Tenemos conocimiento que la nueva ley es un paso para mercantilizar la red, crear nuevos mercados, con una tendencia en alza a la compra y venta de contenidos. Nosotros somos uno de los pocos lugares en la red donde casi la totalidad de contenidos son producción propia, todo ello lo hemos expuesto y exponemos sin ganarnos un solo euro. ¿Qué garantías tenemos nosotros que una empresa legalmente constituida y operativa en la red no nos robe todos nuestros artículos y los venda en Internet? Ninguna. La LSSI, defendería a esa empresa mercantil dejándonos a nosotros en la estacada, la LSSI, defendería a un atajo de ladrones que gana dinero a costa nuestra. No queremos entrar en el debate de si debemos o no constituirnos empresa, o asociación por las circunstancias, ello siempre debería de ser algo voluntario y en función de los bienes que nos reportase a nosotros. Más claro el agua.

Nosotros nos consideramos un medio independiente, solo nuestro criterio, es el que dice lo que publicamos o no publicamos, no hay ningún grupo de poder, sea ideológico o económico detrás de nosotros, sencillamente nuestra cabeza y nuestra profesionalidad. Por lo tanto yo ahora lanzo el llamamiento a los profesionales: Entendemos que os ganéis la vida, es bien normal, pero si lo que os gusta es hacer periodismo y no ser simples voceros o prostitutas que ponen a disposición del mejor postor su cabeza, aquí tenéis un lugar.

No sabemos dónde acabaremos, solo sabemos que empezamos desde la nada y hoy tenemos lo que veis, conocemos el presente, y os lo vamos a contar, somos responsables, pero conocemos nuestros derechos, vamos a contar la realidad aunque no guste a alguna gente. La prensa convencional ha pasado a la historia, nosotros somos el Nuevo Periodismo, tú eres un redactor en potencia, y si tú ya eres un profesional sabes que llevamos razón.

¡Por la libertad de expresión, por la libertad de prensa, y por la libertad de pensamiento!

Marlowe. El director.
Barcelona.15 Octubre 2002.